Prólogo

Prólogo


Una casa estaba en ruinas ante una devastada tierra, con retazos de madera esparcidos por doquier al punto donde te preguntarías si un desastre natural había ocurrido.

No había rastros de la tierra que alguna vez floreció.

Podías decir que varios años pasaron al hecho que enredaderas ya crecían alrededor de los árboles. La mera verdad es que esta tierra fue abandonada hace 100 años atrás.

No sería raro ver esta escena y pensar que es la ruina de una civilización.

Los alrededores de la tierra incluso empezaban desaparecer con el pasar del tiempo.

El claro cielo azul se extendía mientras el brillo de la luz creaba un horizonte llenando la tierra. El verderdor creciente absorbía la luz y brillaba con vivos colores que fluían con vitalidad. El escenario era magnificente al punto como si la misma vida respirara.
Los animales vivían entre los maderos y por los verdes matorrales. Como alguien dijo una vez afirmando, “la Humanidad es la Peste de la Madre Tierra” podía aplicarse en este caso. Una innatural existencia que se las hacía para parecer natural.

Los misteriosos monstruos que aparecían causaban que la tierra reclamara esa forma original, algo salido de un cuento de hadas o un sueño que hasta un punto de la historia de la humanidad también era la cuenta regresiva a la destrucción de la humanidad. Esos misteriosos monstruos no eran algo salido de un libro, sino más bien una existencia más cruel y siniestra.
Incluso ellos que eran como mensajeros de Dios para ser los salvadores de la Madre Naturaleza, los misteriosos monstruos podían decirse que son los enemigos naturales de los Humanos. Esos misteriosos monstruos eran llamados demonios por la humanidad.

  

Un chico estaba ocupado en una pelea con varios monstruos. Sus oponentes eran gigantes figuras que sostenían troncos de árboles, como si fueran garrotes. Levantaron sus armas ligeramente con una mano: un ataque de ellos significaba una muerte segura.
El chico blandía un cuchillo. Además la forma del cuchillo estaba distorsionada, casi como si huyera del miedo. Uno también podía decir que era un arma para derrotar a esos monstruos. Atada abajo del cuchillo estaba unas delgadas cadenas, conectadas a la vaina en su cintura.

Sin embargo, no había duda que era una sorprendente arma contra los demonios quienes eran muchas veces el tamaño del chico.

Los demonios tenían muchas formas y apariencias. Incluso si no son de la misma raza, toas sin importar qué tenían una cosa en común, su apariencia era fea.

Ellos no podían pensar de ello como una existencia de este mundo.

La parte superior de los cuerpos de un gigante de un ojo o Therianthropes podía ser como uno de esos humanos, pero su parte baja era de animales. También los demonios tenían una característica piel oscura o negra.

Comparadas al chico solitario, el número de demonios era vasto. Además, podías ver claramente más presencias en la oscura horda, y en los matorrales. Quizás se debía a su absoluto estatus de depredador, que parecía que jugaban con su comida mientras los cazaban.

Cualquiera que fuera testigo de esta escena no dudaría en sentir desesperación. Ni siquiera pensarían en resistirse.

Incluso así, no podías sentir una sola pista de pánico del chico.

Su cabello negro se movía al ritmo de sus pisadas. Él sonreía al mismo tiempo que los demonios lo atacaban.

Mientras los Glants se le acercaban, bloquearon cada rayo de luz haciendo que pareciera que fuera de noche. Entonces de la nada, el grito de batalla de un demonio se silenció. Algo de derecha a izquierda paso por un segundo y aplasto al demonio. A primera vista, el chico presionaba sus manos juntas como si rezara. Mientras los demonios corrían a él.

Oscura sangre negra bajaba de ellos, pero los demonios no dudaron en lo absoluto. Es comprensible. El chico luego tomo gentilmente su cuchillo, y rebano al siguiente demonio. Fue como si él fuera un humano jugando con hormigas – podías llamarlo una masacre.
Si lo veías con cuidado, el chico siquiera se movía. El cuchillo que él usaba en su mano voló por un segundo. Las cadenas revoloteaban al movimiento del cuchillo. No iban en una línea directa, sino más bien un paterno muy bien planeado.

Solo podías escuchar el sonido metálico que las cadenas hacían mientras volaban.

Al final de la cadena, un demonio con el cuerpo perforado cayó sin más. Fue tan silencioso que ni siquiera podías saber si el demonio estaba muerto. El feroz demonio ante su presa cayó sin moverse mientras el cuchillo lo perforaba. Las cadenas cortaron hasta los matorrales, y agonizantes gritos de muertes podían escucharse.

El chico luego lentamente abrió su boca.

Son todos.

Él lo dijo para nadie más que él.

Regresó la cadena con sus dedos. Luego puso un dedo en uno de los anillos de la cadena.

207 Sashiki Rensa】」

El chico apretó la cadena en su dedo y la halo. El demonio que estaba atado a la cadena fue rasgado en su interior. Los alrededores se tiñeron de sangre de demonio, y el escenario fue de carne y partes de cuerpos. Casi como si se aislara del resto del hermoso mundo.

En medio de todo estaba el chico, parado sin manchas de sangre en él. En medio del hedor de los demonios, él sacó su cantimplora.

Vio a los alrededores y suspiro, abrió su cantimplora. Dentro, clara y transparente agua.

El chico vio al cielo.

El cielo era hermoso, sin alguna nube igual a otra. El chico envidiaba a las nubes que no tenían un destino y se iban por el cielo libremente. Era irónico que esto pudiera ser visto en un mundo lleno de demonios.
Con la faena de detener a los demonios, él tuvo la oportunidad de salir, pero otra persona estaba en este escenario desconocido. Sin embargo, este escenario debía ser a lo que las personas instintivamente anhelaban. Para anhelar al mundo del pasado.

Podía decirse que era para encontrarle valor a algo que una vez se perdió para los humanos.

Y mientras veía al cielo expandirse, el chico levantó su brazo y él se echo agua. El flujo de agua se detuvo ya que no quedaba mucho. Entonces él sacudió su cabeza para secar su cabello mientras veía al cielo una vez más.

Parecía ser una acción habitual para el chico. El hermoso cielo añadiendo que se refresco con agua le daba una atmósfera diferente. No había palabas que pudieran expresar cuán conmovido se sentía el chico en ese momento. El chico luego dejo el área, debido a que otros demonios podían reunirse en el lugar por la sangre de los demonios.

Als Reigin era el nombre del chico. Era el nombre de alguien que estaba sobre todos los magos, en su larga y cruel batalla contra los demonios.


  

¿No quieres pensar en ello otra vez?

Sí. He trabajado lo suficiente. Cumplí mi misión de recuperar a los dos continentes, Zentrei y Kubent. Ya va siendo tiempo para tomar un descanso.

Él claramente fue a su jefe quien estaba vistiendo un uniforme blanco. En su pecho, muchas medallas. Enfrente del escritorio cruzaba sus brazos y tenía una cara perpleja, un anciano pensó en problemas pero no consiguió nada.

Aun así, estás en nuestro país, no, un valioso potencial de guerra para la humanidad. Que digas que lo dejaras, no puedo desearte un buen retiro y dejar que te vayas. No reconozco tu retirada.

Comprendo lo que quiere decir General pero, las regulaciones dicen que luego de 10 años de servicio militar y de constantes resultados de guerra, tienes permitido retirarte cuando quieras. Me enlisté a la edad de 6, y este año cumplo los 16 por lo que ya es hora. O, ¿está decepcionado por la recuperación de los continentes?

En las regulaciones está estipulado, pero la mayoría de magos son los únicos en estado legal, y en primer lugar debería ser una profesión de gran respeto. El deber de proteger a un país y recuperar los territorios perdidos que la humanidad deseaba.
Pero el chico de cabello negro no comprendía eso. O más bien ni le importaba. Para él quien creció en especiales condiciones, podía ser difícil el comprenderlo. Por no decir de servicio militar a los 6, esto es algo que nunca habría ocurrido. 14 años es la edad normal para el deber militar. Pero a la edad de 6, su natural disposición como un mago era reconocida y su talento fácilmente superaba a los magos de más altos rangos. Con tales prospectos, la armada lo llevo a un entrenamiento mágico sin alguna educación general.

Para el General quien estaba cerca de loa edad en la que debía retirarse, un cierto hombre de cabello negro que ni siquiera tenía la mitad de su edad se paró queriendo retirarse por algo que él nunca hubiese pensado. Y ahora el karma probó al General que se impuso a él ya que era un niño.

Para los magos que son parte de la armada, ellos tienen un alto salario más que otro profesional. Se les pagaba con los impuestos de las personas, pero todos reconocían la importancia de su deber.

Mientras uno de los siete países que protegían al continente Azazel, el poder militar del país Alfa sobresalía de entre los demás países. Sobre la mitad de sus logros militares estaba un solo hombre.  Un hombre que acababa de anunciar su retirada, Als Reigin, uno de los números dígitos Single Mages. Con el cabello negro que cubría sus ojos, y ambas manos usando guantes del mismo color negro de su chaqueta.

Hace 100 años los demonios de la nada aparecieron y causaron que la población humana se redujera 1/10 de la cantidad original, y el número de países se redujo a solo 7. En realidad, la tierra en que la humanidad residía se redujo a 1/700 de lo que antes era.
Implementando el concepto de la magia eb la armada solo fue una idea reciente, al mismo tiempo, el nivel de la magia no era lo suficiente para levantarse contra los poderosos demonios. La magia en ese tiempo era algo que los humanos usaban para ayudarse en su diario vivir. Podemos atribuirle la masiva magia a la invasión de los demonios.

Los demonios devoraban humanos, destruían ciudades y países.

Implementando la magia en la armada fue algo que detuvo la rápida reducción de la población humana.

Los siete países luego dibujaron un circulo alrededor de su territorio y desplegaron una línea de defensa para que los humanos sobrevivieran. La creación de una gran torre blanca en medio del territorio podía decirse que fue el más grande logro de la humanidad. Por la cima de la torre, los siete países con el fin de cubrirlo, desarrollaron un muro de defensa, y tuvieron éxito previendo las invasiones. Este fue el resultado de la investigación mágica. Luego de 50 años, la humanidad empezó a entrenar magos, con el fin de recuperar su territorio perdido.

 ¿Qué si te tomas un largo descanso o algo como eso? Claro que te prometo un tiempo de relajación y te concederé tu deseo con lo mejor de mis habilidades. Podemos apoyar tu investigación construyendo una facultad para ti.

Y a cambio, ¿tendré que aparecer siempre que haya una conferencia?

Arrugas se formaron en la cara del General mientras asistía. Justo ahora el perder a Als sería el equivalente a cortar el poder militar de su país a la mitad. De suceder no podrían ser capaces de defender a la nación y menos de recuperar el territorio.
Año a año, el número de bajas de magos crecía, pero en medio de todo, nuestro país Alfa, se volvía más y más una potencia militar, y también se las arreglaba para reducir el número de bajas que recibían. Esto también se le acreditaba al chico de 16 años.

Durante los 10 años de servicio militar de Als, las bajas de Alfa de entre las siete naciones fue la más baja para los magos.

Los siete países tenían el importante deber de proteger la gran torre blanca por el bien de la supervivencia humana. Sin embargo, la realidad era diferente. Pedirle ayuda a otro país es la vergüenza para otro país, por lo que los países débiles serían vistos de menos. En otras palabras, mientras mantuviera una unidad contras los demonios, los siete países son rivales.

Entiendo.

Als apenas lo consiguió. Desde el comienzo comprendió que no sería capaz de retirarse sin futuros problemas. Este sería un compromiso. Para bien o mal, Alfa también dependía de él. Por lo que el General llego a un acuerdo, Als era un mago sobresaliente que tenía el valor suficiente.
El general se sentó en su silla, y dejo salir un suspiro de cansancio. Él solo esperaba a que este día llegara. Fue el resultado de pedirle favores egoístas a la armada. Creciendo en un mundo cruel causado por la propia humanidad, también es tarde para que alguien haga algo.

Te daré aviso tan pronto las preparaciones estén listas. Hasta entonces quédate en casa.

Als mantuvo su postura firme.

Entiendo.

Él se inclinó y salió del cuarto.

Als parecía no tener sentimientos cuando se trataba de otro ser humano. Por esa razón, quizás si él fuera a una academia algo llegaría a cambiar. Él solo podía inmersirse en la cultura y sentido común que antes no le fue enseñado. 

Pero la armada les llamaba los protectores de la humanidad, por lo que al final cuando Als dijo Asistiré a las conferencias siempre que me llamen., asistió con su cabeza.

La única cosa que no toleraría sería perder a Als.

Es por eso que si él quiere proteger algo por su propia voluntad, al mismo tiempo, Belick como el General, por primera vez no le daría órdenes. El General Belick Sarebian por un segundo descanso su mente y arrugas profundas se formaron en su cara. Sobre el escritorio muchos otros documentos, él tomó un registro de nombres y presionó un dispositivo contra su oreja.
Me las arregle para prevenir su retirada por ahora, pero ya no en las vitales líneas de defensa. Si un demonio aparece, será difícil insistirle a Als que lidie con ello. Para las preparaciones de situaciones de emergencia, el General Belick empezó a buscar personal y organizar nuevos contratos.

  

En la ceremonia del Segundo Instituto Mágico, localizado en la capital de Alfa, Beliza, donde su academia ocupaba una gran cantidad de terreno uno de sus grandes vestíbulos se llenaba de jóvenes que apuntaban a ser grandes magos. Solo un asiento en toda la clase estaba vacío. No había estudiante que se capeara incluso si no tenían ganas de ir. Para los estudiantes cuya institución mágica ya les había prometido su entrada, era como si su futuro como magos ya se hubiera asentando.
Ellos, que tenían el talento para convertirse en magos y pasaron el difícil examen de entrada se les podía llamar élites. Por los siete países, con el fin de proteger el gran continente de Azazel…… Alfa era el único – cada país tenía una academia – en tener una institución mágica.

Al momento que pasaban el examen de entrada, ya no se les podía considerar humanos ordinarios. Los estudiantes que asistían a una institución mágica tenían la obligación de defender su país, y también a la humanidad. Al mismo tiempo una flecha se usaba para expandir a la nación.

El instituto se promocionaba al público como una facultada que entrenaba magos, pero la realidad era que eran arrastrados a la armada luego de la graduación. Pero claro, no había un solo idiota que asistiera a esta academia sin saber eso. Más bien, ellos mismos escogían ese camino. Con el estatus de un mago, nunca les haría falta el alimento. Al mismo tiempo, también una noble ocupación. Arriesgando su vida para defender a la nación. Sonaba muy bueno y la clase baja lo anhelaba, emocionados por la idea.

También el uso de la magia se prohibía. Solo la magia esencial para el quehacer diario se permitía – precisamente, como la fundación básica, era categorizada como la primera clase de magia – y no podía evitarse que los jóvenes fueran seducidos por el ilimitado potencial y secretos de la magia. Es por eso que solo podían convertirse en un mago para la milicia, en otras palabras, te inscribías en una institución mágica controlada por la milicia. Ellos buscaban sus tarjetas de estudiantes, o mejor dicho su licencia.

En el mismo día de la ceremonia de entrada, Als llego a la escuela. Las maletas que él había enviado antes ya habían llegado. Tenía mucho que organizar. Como se esperaba de una institución mágica, la extensión de terreno era de un gran tamaño.
Con tres grados y casi con 1000 magos novatos inscritos, vivían en los dormitorios localizados en los terrenos de la escuela. Había enormes cantidades de tierra dedicadas para los dormitorios, facultades de entrenamiento e investigación. La misma academia tomaba un equivalente de 1/5 de la más grande ciudad y capital del país, Beliza.

Era tanto que incluso no podrías caminar por los terrenos de la escuela en todo un día. Es por eso de la transportación, los estudiantes usaban Círculos de Puertos.

Puertas de Transportación las cuales requerían que uno tuviera una insignia de estudiante que se les entregaba cuando eran aceptados por la academia. Usando eso, era un ítem muy útil usado para transportarse a cualquier facultad que tuviera Puertas de Transportación.

Als también era un estudiante nuevo, pero él no participo en la ceremonia de entrada. Es porque él se inscribió a esta academia bajo las órdenes del General. No había equivocación que se sintiera una pérdida de tiempo para él. Hasta su graduación en 3 años, él decidió meterse en su propia investigación.

¿También eres un estudiante nuevo?

La voz sonaba inocente y le pertenecía a una estudiante sin una sola arruga en su ropa. Ella tenía un cabello marrón que se movía gentilmente por sus hombros, y una coqueta sonrisa se formó en su cara. Als confirmó con una mirada que de su pecho izquierdo colgaba una insignia de estudiante nuevo, y debido a su abundante pecho la insignia se movía.

Eso es, ¿tú también?

Uh, estaba tan emocionada que vine temprano.

Ella saco su lengua pícaramente y dio una sonrisa gentil, aliviada de encontrar a otro estudiante nuevo mientras su cabello flotaba gentilmente por el viento. Su primer encuentro se consideraría como placentero. Als abrió su boca con la intención de terminar la conversación –

Alice, ¿qué haces? La ceremonia de entrada no es hasta en un rato, pero espera en el edificio escolar.

Mientras una voz animada sonaba desde atrás, la chica llamada Alice dio la vuelta.

Perdón Fya, iré pronto.

Als y Alice

Entonces, tengo que asistir.

Alice inclinó su cabeza. Ella debió pensar que era raro tener que hacer algo en el mismo día de la ceremonia de entrada.

¿No irás a la ceremonia de entrada?

Tengo algo que hacer.

….. Entonces te veré luego.

Mientras sonreía, ella chocó sus manos enfrente de su pecho.

Si ya nos veremos.

Parecía que su plan de escapar de la conversación de alguna manera funciono. Naturalmente, él no tenía intención de ir a la ceremonia de entrada. Él se le acerco a la chica de cabello rojo y la despidió y se fue caminando.

Que mañana más mala.

Él le dio a Alice una mirada rápida mientras caminaba a la facultad de investigación.


Siguiente
« Prev Post